Los tiempos pasan y con el tiempo todo evoluciona. Si miramos 20 años atrás, los coches eran mucho menos eficientes, los teléfonos móviles menos avanzados e incluso la ropa ha cambiado íntegramente. La educación nunca había sido el punto fuerte de la sociedad para un cambio. En el pasado las clases consistían en escuchar en silencio al profesor durante una hora, esto se ha intentado modificar en nuestro colegio aportando proyectos como el iPad y dinámicas de trabajo en grupo.

Aquí explicaremos una de ellas, un proyecto nuevo diseñado para favorecer la educación de los niños y su manera de aprender y visualizar los contenidos.
Nos dividimos en lo que se llamó “parejas de 6”, la clase se dividió en 5 rincones con 3 parejas cada uno, en los que se iban a trabajar los temas desde diferentes puntos de vista. El profesor juntó a los alumnos por parejas para poder ayudarse unos a otros en cada rincón al mismo tiempo que trabajaban individualmente.

¿Por qué se ha realizado este proyecto? Este método se aplica en cursos de infantil para desarrollar la forma de trabajo de los niños de forma más amplia, ya sea dibujando, sumando, etcétera. El profesor, Rafael Sotomayor ha intentado plasmar esta dinámica en el curso de 1° de Bachillerato para explicar el tema de la Restauración absolutista. En clase se ha trabajado haciendo un mapa donde se veían los cambios por el mapa del Congreso de Viena (1815), comentando un texto donde se aplicaban los conceptos del tema, creando un trailer de acontecimientos, una línea del tiempo y explicando sucesos históricos a través de una imagen.

Como se puede observar de esta manera los alumnos trabajan los mismos conceptos de diferentes formas, lo que hace que comprendan el tema mejor y que de esta manera, en vez de estudiarse los conceptos de memoria para el examen, los alumnos podrán comprender el tema de una forma más amplia y estructurada para después aplicarlo de una forma más desarrollada en los exámenes.

Sin duda, esto nos ha ayudado a ver la educación de una forma diferente. Ya no consiste en escuchar pasivamente y tomar apuntes que más tarde se grabarán temporalmente en el cerebro. Ahora significa entender las causas y consecuencias del temario, poder explicar con nuestras palabras algo tan complejo como la historia y disfrutar de venir al colegio para aprender y no para estudiar. Y así asimilar las cosas lo cual dura para siempre.

Candela López 1º BACH F

Miriam García-Alamán 1º BACH D

No hay comentarios

Dejar una respuesta